Organización
institucional y
curricular de la
Educación
Secundaria
Técnica y
Agraria
2019
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 1 de 24
1
ORGANIZACIÓN INSTITUCIONAL Y CURRICULAR
DE LA NUEVA EDUCACIÓN SECUNDARIA
TÉCNICA Y AGRARIA
INTRODUCCIÓN
Vivimos una nueva era donde se avizoran profundos cambios en las formas de organizar el trabajo y
de producir conocimiento.
Debido al contexto cultural y socioeconómico, la propuesta de organización Institucional y
Curricular que estamos presentando plantea la modificación de los diseños curriculares en el marco de
contenidos socialmente significativos y productivos. Modificación, también, en las formas de enseñar y
aprender. Se proyecta un diseño curricular conforme a los marcos de referencia que homologan los
títulos y certificaciones emitidas, con una actualización sobre cada uno de los espacios de la
formación técnica propiciando mayor calidad en la trayectoria formativa de los futuros técnicos. Esto
supone una articulación y reformulación de espacios, sobre la base de una definición por áreas de
conocimiento.
Esta modificación deberá acompañarse, en un futuro próximo, con otras condiciones esenciales y
complementarias:
1. Actualización integral de espacios institucionales para acompañar, fortalecer y estimular el
proceso educativo individual y/o grupal de los estudiantes. Se diseñan espacios de encuentro para que
docentes y alumnos puedan planificar, proyectar y concretar acciones progresivas de mejora de los
aprendizajes y generar las condiciones institucionales adecuadas para el fortalecimiento de las
trayectorias escolares.
2. Un Régimen Académico que evite la fragmentación contemplando nuevas formas de
evaluación, acreditación y promoción de los estudiantes de la escuela secundaria técnica.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 2 de 24
2
FUNDAMENTACIÓN
En el documento MARCO DE ORGANIZACIÓN DE LOS APRENDIZAJES PARA LA EDUCACIÓN
OBLIGATORIA ARGENTINA. SECUNDARIA FEDERAL 2030 se expresa: “Garantizar el derecho a aprender
en el siglo XXI implica que todos los/las estudiantes puedan desarrollar las capacidades necesarias para
actuar, desenvolverse y participar como ciudadanos en esta sociedad cada vez más compleja, con
plena autonomía y libertad…”
La necesidad de garantizar el derecho a aprender “transitar hacia una nueva organización
institucional y pedagógicay ofrecer “un Marco de Organización de los Aprendizajes (MOA) cuyo eje
central es brindar las dimensiones necesarias para repensar el actual modelo escolar” (Resolución
330/17, Marco de la Organización de los aprendizajes para la Educación Obligatoria Argentina;
Resolución 341/18 La Educación Técnico Profesional de nivel Secundario: orientaciones para su
innovación; Resolución 343/18 Núcleos de Aprendizaje prioritarios para Educación Digital,
Programación y Robótica) desafía a la actualización de los diseños curriculares de la Educación Técnico
Profesional de nivel secundario (Técnica y Agraria) poniendo en discusión:
· La realidad que la atraviesa.
· Los procesos formativos
· La organización institucional.
· La necesidad de asegurar trayectorias continuas, completas y de calidad para los
estudiantes.
· Las formas de enseñar y los criterios de acreditación y promoción
Garantizar el derecho a aprender en el siglo XXI implica habilitar a las/los jóvenes a ser
protagonistas de su propia vida y ciudadanas/os conscientes de sus derechos y obligaciones, “capaces
de contribuir al mejoramiento de sus comunidades locales y al mundo complejo y cambiante en el que
viven, interpelando la realidad, comprendiendo su historia, resolviendo los desafíos que la sociedad les
presenta, con criterios flexibles, respetuosos de los otros y sosteniendo posicionamientos éticos y
democráticos”. (Op. cit, 2017)
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 3 de 24
3
En este contexto es necesaria la transformación de la matriz escolar tradicional en pos de promover
una Educación Secundaria Técnico Profesional que garantice el desarrollo de competencias necesarias
para los desafíos del mundo actual. Revisar esta matriz tradicional implica preguntarnos sobre qué
propuesta formativa es necesario promover en las escuelas secundarias para otorgarle un nuevo
sentido a los aprendizajes que allí se promueven. De esta forma, pensar otra escuela técnica o agraria
involucra avanzar hacia una organización pedagógica innovadora, en diálogo abierto y fluido con los
saberes y tecnologías que se producen y circulan en la sociedad actual.
Es necesario entender que los contenidos curriculares pueden ser socialmente productivos y
significativos en una determinada etapa de la historia y no en otra. Los cambios tecnológicos,
productivos y sociales demandan que la educación técnico profesional esté en constante análisis de
sus propuestas curriculares como así también en las orientaciones para la enseñanza.
Pensar en dar respuesta a estos planteos invita a revisar los Diseños Curriculares vigentes y a
reflexionar sobre la dinámica institucional, habilitando actualizaciones a partir de la puesta en valor de
prácticas de enseñanza y aprendizaje exitosas visibilizadas en proyectos, experiencias y trayectorias
profesionales de los egresados.
OBJETIVOS
a) Actualizar las prácticas de trabajo con los estudiantes durante todo el proceso de enseñanza y
aprendizaje.
b) Actualizar la organización del aula y de la escuela, contribuyendo a una Educación Secundaria
Técnica y Educación Secundaria Agraria que contemple nuevas formas de organización institucional.
c) Modificar los Diseños Curriculares en relación a los cambios sociales, tecnológicos y productivos
que experimentan estudiantes y docentes.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 4 de 24
4
MARCO NORMATIVO
Tal como lo establece la LEN 26.206 en su artículo 85°, se deben prever mecanismos para la
revisión periódica de los diseños curriculares y, a 9 años de la implementación de los diseños
curriculares establecidos en el marco de la resolución 3828/09, se considera fundamental atender este
análisis y generar una propuesta que actualice dichos diseños.
Los contenidos desarrollados en la resolución 3828/09 en su anexo 3 incluye 13 titulaciones del
Nivel Secundario Técnico Profesional. Estas titulaciones abordan los contenidos en el marco general de
política curricular establecido en la resolución 3655/08, siendo en su momento contenidos
actualizados y significativos.
La Resolución 84/09 establece los lineamientos políticos y pedagógicos de la Educación Secundaria
obligatoria, proponiendo renovación de propuestas formativas, reorganización institucional y
estrategias pedagógicas para la optimización y sostenimiento de las trayectorias, reconociendo la
necesidad de realizar profundos cambios al interior de las instituciones y sus propuestas. Profundiza la
generación de condiciones para la renovación de las propuestas formativas y su organización
institucional.
De igual manera, la LEN 26206 en su artículo 31° establece que las especializaciones y tecnicaturas
deberán considerar una carga horaria promedio no menor a 30 hs. reloj semanal.
La Resolución 229/14 del CFE plantea que, por su naturaleza, la educación técnica demanda el
esfuerzo de generar una organización de sus instituciones que facilite la construcción de saberes
teórico-prácticos. La organización institucional, con relación a la especificidad de los perfiles
profesionales a formar, tenderá gradualmente a incluir:
Espacios institucionales de trabajo integrado del equipo docente.
Espacios institucionales a cargo de tutores, orientadores y/o coordinadores de curso,
para complementar el acompañamiento y fortalecer el proceso educativo individual y/o grupal
de los estudiantes;
La Resolución 18/07 del CFE y el Decreto 144/8 del PEN establecen la ubicación del 7mo año de
escolaridad y la duración en años den Nivel Medio de la ETP.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 5 de 24
5
Las Resoluciones 15/07, 77/09, 121/11, 148/11 y 157/11 del CFE determinan los marcos de
referencia para la homologación de títulos y certificados, estableciendo las cargas horarias mínimas de
cada campo de formación.
PRIMERA PARTE: LÍNEAS QUE ORIENTAN LA PROPUESTA
INNOVACIÓN TECNOLÓGICA
Los tiempos actuales han cambiado y los nuevos desafíos tecnológicos también acompañan esos
cambios. La escuela tiene un importante desafío ante el nuevo perfil que se le pide que asuma.
Consideramos que la integración de las tecnologías a las prácticas educativas aporta a la calidad de
la enseñanza y aprendizaje si es incluida desde una perspectiva multidimensional que contemple sus
potencialidades para la actualización curricular, la construcción de conocimiento y la apropiación de
diversos lenguajes para la expresión. (Consejo Federal de Educación, 2010)
Ahora bien, incorporar las tecnologías no significa necesaria, ni automáticamente que se
produzca un cambio en los procesos cognitivos vinculados a la enseñanza y al aprendizaje. La
integración curricular de las tecnologías es hacerlas parte del curriculum, utilizarlas como parte
integral del mismo y no como un apéndice o un recurso periférico.
Esta propuesta promueve la actualización de los contenidos para que los futuros técnicos estén
preparados para enfrentar un mundo productivo que requiere nuevas competencias y capacitación
permanente. En este sentido, incorporamos contenidos innovadores que den respuesta a la alta
tecnificación y la automatización de los procesos productivos, la utilización cada vez más frecuente de
nuevas herramientas digitales, combinadas con procedimientos mecánicos basados en robótica.
Estas nuevas incorporaciones de contenidos a los Diseños Curriculares buscan dar respuesta a los
cambios constantes del mundo productivo, promoviendo en los estudiantes habilidades, capacidades y
competencias que les permitan adaptarse a las exigencias y condiciones reales del mundo del trabajo,
a la vez que potencie la preparación para la continuidad en estudios superiores.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 6 de 24
6
LA INCLUSIÓN EDUCATIVA
Es finalidad de la Educación Secundaria habilitar a los/las adolescentes y jóvenes para el ejercicio
pleno de la ciudadanía, para la continuación de los estudios y para el mundo del trabajo. Esto implica
la inclusión de todos/as los jóvenes, haciendo posible el acceso efectivo, la continuidad escolar,
permanencia y egreso con calidad. Para ello, se presenta como necesaria la transformación de la
cultura institucional, de las representaciones sociales que los docentes tenemos sobre los jóvenes y de
la revisión de las prácticas de enseñanza y evaluación, entre otros.
El desafío es entonces, construir las condiciones pedagógicas y materiales que hagan posible
convertir a la escuela secundaria técnica y agraria en una experiencia vital y significativa en la que
todos tengan múltiples oportunidades para apropiarse del acervo cultural social, de sus modos de
construcción, de sus vínculos con la vida de las sociedades y con el futuro, de las características del
contexto social y productivo, a través de experiencias educativas que reconozcan a nuestros jóvenes y
adolescentes como sujetos protagonistas de la sociedad actual, en el marco de diversas experiencias
culturales y profesionalizantes, y con diferentes medios de acceso, apropiación y construcción del
conocimiento respetando su diversidad y trayectoria escolar previa.
En este marco, el lugar de las trayectorias escolares reales de adolescentes y jóvenes
1
cobra
centralidad. Esta tarea supone una acción institucional colectiva y sistemática que opere sobre las
discontinuidades y quiebres de las experiencias escolares de los estudiantes y las representaciones que
de éstos tienen los docentes.
Desde un análisis teórico, Flavia Teriggi plantea que:
"Si bien la trayectoria teórica es sólo uno entre los muchos itinerarios posibles y reales en el
sistema escolar, la inmensa mayoría de los desarrollos didácticos con que contamos se apoyan en
los ritmos previstos por esa trayectoria teórica. Suponen, por ejemplo, que enseñamos al mismo
tiempo los mismos contenidos a sujetos de la misma edad, con dispersiones mínimas. No se trata de
1
Flavia Terigi realiza la diferenciación entre trayectoria real y trayectoria teórica, donde la primera abarca todos los aprendizajes de un
sujeto, ya sean formales, no formales e informales, y la segunda es la que propone la escuela. La trayectoria escolar teórica “expresa
itinerarios en el sistema que siguen la progresión lineal prevista por éste en los tiempos marcados por una periodización estándar. Es decir,
“…implica ingresar a tiempo, permanecer, avanzar un grado por año y aprender”… La trayectoria real es la que acontece en la vida de los
estudiantes. Terigi, F Conferencia: las cronologías de aprendizaje: un concepto para pensar las trayectorias escolares” 23 de febrero de
2010-Don Bosco- Santa Rosa. La Pampa. Pág: 7.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 7 de 24
7
que no sepamos que en las aulas se agrupan alumnos y alumnas de distintas edades; se trata de
que nuestros desarrollos pedagógico-didácticos descansen en cronologías de aprendizaje
reconfiguradas por la trayectoria escolar estándar, y no asumen la producción de respuestas
eficaces frente a la heterogeneidad de las cronologías reales. Así, por ejemplo, sabemos que los
adolescentes y jóvenes de condición socioeconómica vulnerable tienen mayores dificultades para
ingresar al nivel medio, permanecer en él y aprender; pero no siempre relacionamos estas
dificultades con sus trayectorias escolares previas, frecuentemente desplegadas en circuitos de
escolarización que no les han asegurado los aprendizajes que la escuela secundaria da por
establecidos en quienes asisten a ella en calidad de alumnos." (Flavia Terigi: 2009)
La autora plantea el ausentismo (con sus matices) y la sobreedad como aquellos problemas
referidos a las relaciones de baja intensidad de los alumnos con la escuela (ambas connotadas como
estadística a partir de la trayectoria teórica y los circuitos segmentados de escolarización). Esta
situación se ve conjugada frente a los requerimientos de “solicitar lo mismo” a todos los alumnos y en
los mismos tiempos. De esta forma y al no considerar estas trayectorias reales, se genera una
desigualdad que dista mucho de acercarse al concepto de “justicia social” acuñado por Dubet
2
.
Es preciso revisar la organización pedagógico-institucional de la enseñanza en pos de ofrecer
nuevas oportunidades y formas de aprender que atiendan y reconozcan la diversidad de trayectorias y
aprendizajes. Esto implica pensar también en el proceso de evaluación (su sentido, criterios e
instrumentos) y entenderlo como una instancia más de aprendizaje.
Garantizar el derecho a la educación consiste no sólo en que los estudiantes ingresen, permanezcan
y egresen sino en que transiten su trayectoria escolar en un ambiente de cuidado y confianza hacia sus
posibilidades de aprendizaje. De esta forma, la inclusión educativa implica promover el aprendizaje y el
desarrollo de capacidades por parte de todos los estudiantes, respetando sus singularidades y
asegurando las condiciones pedagógicas necesarias para su formación como ciudadanos plenos en el
marco de las demandas sociales, políticas e históricas actuales.
La generación de condiciones necesarias para acompañar las trayectorias de los estudiantes
requiere del desarrollo de dispositivos diversos, con agrupamientos flexibles, diversas modalidades de
2
En el texto de este reconocido autor se parte de diferenciar dos posturas en torno a la justicia social. Aquella que parte de la igualdad de
posiciones y aquella que se centra en la igualdad de oportunidades.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 8 de 24
8
organización institucional, y de la organización de los espacios y los tiempos para el desarrollo de
formatos de enseñanza por parejas pedagógicas y trayectos diferenciados que reconozcan las
particularidades de los estudiantes a quienes va dirigida la propuesta de enseñanza como por ejemplo:
talleres, proyectos, articulación entre materias, debates, organización de actividades en las que
participen estudiantes de diferentes años, acreditación de saberes adquiridos en ámbitos externos a la
escuela entre otros.
CONFORMACIÓN DE COMUNIDADES DE APRENDIZAJE
El enfoque de la “Enseñanza para la Comprensión” aporta elementos de análisis interesantes al
considerar que las TIC son instrumentos que ayudan a crear contextos sociales cooperativos para
aprender de modos que antes eran imposibles. Esto implica pensar las prácticas pedagógicas más allá
del espacio del aula, desde la idea de Comunidades de Aprendizaje (CA). Este concepto, puede ser
definido de forma sencilla como un grupo de personas que aprende en común, utilizando
herramientas comunes en un mismo entorno. Rosa María Torres, plantea que
“Una Comunidad de Aprendizaje es una comunidad humana organizada que construye y se
involucra en un proyecto educativo y cultural propio, para educarse a sí misma, a sus niños, jóvenes
y adultos, en el marco de un esfuerzo endógeno, cooperativo y solidario, basado en un diagnóstico
no sólo de sus carencias sino, sobre todo, de sus fortalezas para superar tales debilidades”.
En esta línea, para Cesar Coll es posible considerar la idea de Comunidades Virtuales de
Aprendizaje. Estas CVA operan en un entorno virtual e introducen una nueva visión de la enseñanza y
el aprendizaje en tanto abren el camino a prácticas docentes alejadas de los modelos transmisivos y de
otras prácticas pedagógicas tradicionales al mismo tiempo que ofrecen ejemplos concretos de cómo
los estudiantes pueden llevar a cabo aprendizajes significativos y culturalmente relevantes. "Las CVA
ilustran cómo las tecnologías de la información y la comunicación pueden ser utilizadas con provecho
para configurar redes de comunicación y de intercambio y para promover el aprendizaje entre los
usuarios de estas redes, y ello tanto en el marco de la educación formal como mediante la creación de
nuevos espacios y escenarios educativos" (César Coll; op cit)
En ésta línea es que buscamos habilitar nuevas formas de intervención docente en el uso
responsable y comprometido con las TIC.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 9 de 24
9
EL TRABAJO COOPERATIVO Y COLABORATIVO
El trabajo colaborativo es una estrategia y forma de trabajo que implica tanto el desarrollo de
conocimientos y habilidades individuales como el desarrollo de actitudes participativas y de
interdependencia entre estudiantes y entre el profesor y los estudiantes. La base del trabajo
colaborativo es la cooperación. Implica “trabajar juntos” en un marco de respeto, donde los
estudiantes alcancen objetivos compartidos que les permitan mejorar su propio aprendizaje y el de los
demás miembros del grupo.
SEGUNDA PARTE: LA ESCUELA SECUNDARIA QUE QUEREMOS LOGRAR
¿Q ESCUELA SECUNDARIA TÉCNICA Y AGRARIA QUEREMOS LOGRAR?
Una escuela que:
- Propicie instancias colaborativas de discusión, producción de conocimientos y
desarrollo de habilidades y competencias en torno a lo escolar y al contexto social y productivo.
- Incorpore experiencias de aprendizaje que tienen en cuenta las trayectorias escolares
diversas, tanto desde aquellos que se refieren a la vida académica (diversidad de formas de
cursada, promoción y evaluación, etc.) como los que tienen que ver con las experiencias referidas
a la convivencia y la organización institucional y los modos de participación socio-comunitarios.
- Ofrezca oportunidades de aprendizaje y logro progresivo de la autonomía a través del
desarrollo de la capacidad metacognitiva, lo cual supone ofrecer oportunidades de trabajo que
implican niveles de autonomía y complejidad creciente.
- Proponga superar la fragmentación de la enseñanza y avanzar hacia un trabajo
integrado y articulado entre distintas disciplinas y áreas en torno a problemáticas complejas y
proyectos colaborativos.
- Plantee una mirada integral del estudiante, centrada en el desarrollo de sus
capacidades, aptitudes y habilidades y en tanto protagonista de su propio aprendizaje.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 10 de 24
10
- Promueva la incorporación de saberes emergentes, el diseño, apropiación y uso de
nuevas tecnologías y la articulación curricular en torno a temas, problemas, casos y proyectos
que promuevan diversas modalidades de integración, relación entre las disciplinas y vinculaciones
con el mundo del trabajo.
EL ESTUDIANTE
¿Qué caracteriza a los adolescentes y jóvenes que transitan la Educación Secundaria Técnica y
Agraria en la actualidad? ¿Qué tipo de saberes, habilidades y competencias necesitarán para
desenvolverse en el mundo laboral?
Intentar enseñar a un grupo de estudiantes sin tener en cuenta sus diferencias individuales, la
multiplicidad de formas de inteligencia posibles, sus capacidades innatas, sus habilidades propias, su
estado emocional, sus intereses, sus motivaciones, lo que despierta su curiosidad, lo que captura su
atención, y cuáles son los recursos con los que contamos para optimizar estos procesos es malgastar
esfuerzos y energías en una tarea infructuosa.
Indudablemente con las mejores intenciones, pero sin las herramientas adecuadas, se condena al
docente y al sistema educativo a un fracaso seguro, si se ignoran cuestiones tan importantes como el
funcionamiento de nuestro cerebro al momento del aprendizaje, la influencia de nuestras emociones,
la relevancia del ambiente, y el enorme abanico de implicancias que todo esto tiene en el desarrollo
del aprendizaje efectivo, y sobre todo, en la ineludible relación entre lo placentero del proceso con el
éxito del resultado.
Retomando los interrogantes de inicio, cabe considerar que los adolescentes y jóvenes, la
generación de sujetos en formación que transitan las Escuelas de Educación Secundaria, Técnicas y
Agrarias, hoy presentan algunas características, tales como:
Pertenecen a la generación de los centennials, es decir, que han nacido en un
mundo donde los entornos virtuales y tecnológicos condicionan en gran medida las
relaciones sociales, los aprendizajes, etc. Han tenido acceso a dispositivos móviles, por
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 11 de 24
11
lo que el mundo virtual y tecnológico es natural para ellos, y están acostumbrados a las
interacciones virtuales, por eso el lenguaje de las redes sociales es el suyo.
Tienen pensamiento rápido: así como pueden navegar en varias pantallas y
dispositivos, son “multitask” o multitarea, les gusta la inmediatez. Rápidamente ponen
un tema de moda, lo comparten, lo viralizan y pasan rápidamente a un nuevo tema.
Una red social que muestra el carácter efímero de esta generación es Snapchat, o la
nueva opción de estados de 24 horas en Facebook, Instagram y Whatsapp.
Se comunican audiovisualmente: esta es la generación donde impera la
imagen, no es raro que sea la generación de los Youtubers, de los emojis, de los memes.
El lenguaje visual les permite la inmediatez en la comunicación.
Les preocupa el futuro: son más conscientes de la necesidad del cuidado del
medio ambiente, por eso se involucran más en proyectos que tengan que ver con
ecología, la sustentabilidad y responsabilidad social.
Son ciudadanos del mundo: nacieron en medio de un mundo cada vez más
conectado y globalizado, se mantienen al día en tendencias mundiales y locales.
Son autodidactas: aprendieron con las nuevas tecnologías, así que se
acostumbraron a los tutoriales, acceden por sus propios medios a un gran caudal de
información, especialmente a través de Google.
Son prosumidores: a la hora de comprar prefieren calidad a cantidad y la
exigen, las nuevas tecnologías les permiten interactuar con las marcas y ayudar a co-
crearlas según sus preferencias.
Quieren trabajar en su pasión: no sueñan con ser el “gran jefe” prefieren el
trabajo en equipo. Su principal deseo es convertir su pasión en su trabajo, lejos de otros
modelos donde la motivación en la elección vocacional se encontraba más vinculada con
el deseo de un bienestar económico, o la seguridad de la estabilidad laboral, los jóvenes
de este tiempo privilegian a la hora de escoger una posible actividad de dedicación
profesional aquello que los entusiasma, los motiva, y los aleja de la idea del trabajo
como algo tedioso y ajeno al disfrute cotidiano.
Estas características deberán leerse y considerarse como la oportunidad de atender a las demandas
a las que deberá enfrentarse el egresado de las Escuelas de Educación Secundaria, Técnicas y Agrarias,
al momento de incorporarse a los nuevos ámbitos laborales, entendiendo que los avances
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 12 de 24
12
tecnológicos y el mundo del trabajo demandan personas con una gran capacidad de análisis pero
también de creatividad, con inteligencia emocional, innovadores, empáticos y calificados.
Involucrarnos temprana y oportunamente en el desarrollo de habilidades creativas, de interacción
humana, artísticas, tecnológicas y científicas, favorecerá la formación de ciudadanos comprometidos y
optimizará el acceso de los mismos a un empleo de calidad, generando cambios y transformaciones
en los sectores productivos.
En este sentido, se propone un enfoque educativo que reconozca condiciones, procesos,
experiencias, y estrategias entendiendo la integralidad de la persona a partir de crear las condiciones
favorables para una formación centrada en saberes, aptitudes, competencias, habilidades, criterios y
actitudes que debe desarrollar cada estudiante.
El contexto actual enfrenta a los estudiantes a la necesidad de desplegar sus habilidades de
autonomía personal y académica, que les permitirá adquirir la flexibilidad necesaria para
desempeñarse en escenarios cambiantes y dinámicos, así como la habilidad de aprender durante toda
la vida y desarrollar nuevas capacidades. De esta forma, el desafío que enfrentamos es producir un
impacto significativo en el aprendizaje de los estudiantes y promover espacios de trabajo compartidos,
de descubrimiento, de intereses, de expectativas y de vocaciones.
LA GESTIÓN INSTITUCIONAL
Diversos autores (Diker 2005; Nicastro, 2005; Dussel, Brito y Nuñez, 2007; Tiramonti, 2012)
coinciden en plantear que la innovación en las prácticas pedagógicas tiene mayor impacto cuando
surgen de un compromiso sostenido por las propias escuelas. Buscamos comprometer a cada
institución de educación secundaria en la apropiación de los cambios necesarios tanto a nivel de la
gestión institucional como en las propuestas formativas que los docentes desarrollen y lleven
adelante.
Producir un cambio implica construir nuevos modos de hacer y habitar la escuela a fin de superar la
fragmentación histórica del trabajo docente en el nivel en pos del trabajo en equipo. Asimismo,
implica generar condiciones institucionales y organizacionales para producir conocimiento pedagógico
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 13 de 24
13
y saberes didácticos que se requieren para atender a la población que recibe la institución. Pero para
ello, la propuesta de cambio organizacional de la escuela secundaria debe hacerse con la participación
de todos los actores que conforman la institución.
Cada institución debe encontrar los ejes desde los cuales organizará su propuesta de enseñanza y
aprendizaje, recuperando la diversidad de experiencias formativas y proyectos existentes en pos de
fortalecer el sentido de pertenencia.
La transformación de la organización institucional es una de las líneas de trabajo fundamentales
para construir una nueva escuela secundaria técnica y agraria. El equipo de conducción es el
encargado de gestionar esta implementación en la propia institución y es quien puede pensarla en su
contexto e impulsar este cambio con la participación de su comunidad educativa.
En este sentido se propone diseñar estrategias de vinculación con el entorno, a través del diálogo e
intercambio con distintos actores sociales que puedan enriquecer la tarea educativa que lleva adelante
la escuela.
En este sentido, proponemos una serie de aspectos referidos a la educación secundaria que queremos
alcanzar:
- Escuela inclusiva: una escuela equitativa que asegure el aprendizaje y la permanencia
de los estudiantes en el sistema.
- Formadora: que revalorice el conocimiento como agente transformador de la realidad
actual.
- Diversificada, abierta y flexible: que enseñe a partir de talleres que permitan integrar
diferentes materias desde una mirada integral. Adaptable al cambio y autocrítica en todas sus
dimensiones.
- Participativa y democrática: que forme sujetos democráticos y activos fortaleciendo
las instancias de participación.
- Comprometida: que promueva la construcción de su proyecto educativo,
respondiendo a las necesidades de la comunidad a la que pertenece e incentive el sentido de
pertenencia en alumnos, docentes y familias.
En cuanto a la especificidad de la función del director escolar, existe un claro consenso entre los
especialistas: su rol no está relacionado ni con las competencias de un buen docente ni con las
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 14 de 24
14
características personales innatas de los directores de escuela, sino que implica el desarrollo de ciertas
habilidades y saberes específicos (Elmore, 2006). Tal como sostiene Antonio Bolívar: “(…) en una
organización no burocrática, que debe capacitar e involucrar a sus miembros, el mito del héroe
individual que dirige la tropa, como ha dicho Meter Senge, ha dejado de ser creíble y, menos aún,
legitimable. Tampoco sus formas reactualizadas bajo líderes “visionarios”, “carismáticos” o más
moderadamente- “morales” son ya aceptables” (Bolívar, 2001: 95). Lo complejo del rol de director
conduce a concebir el liderazgo como una “tarea distribuida”.
Pero es importante comprender la total dimensión de la importancia del Trabajo en Equipo, por lo
cual se hace necesario caracterizar el Rol del Director y el Equipo Directivo teniendo en cuenta que
éstos deben:
1. Desarrollar un profundo conocimiento de cómo apoyar y fortalecer el trabajo de los
docentes, e implementar estrategias en función de ello.
2. Gestionar el curriculum para promover el aprendizaje de los alumnos
3. Transformar las escuelas en organizaciones más efectivas que promueven el aprendizaje de
todos los docentes y los alumnos (Davis et al, 2005)
4. Elaborar en equipo un proyecto institucional como instrumento práctico, integrador,
inclusivo, que recoja ideas creativas acerca de cómo resolver las necesidades para mejorar el
proceso de aprendizaje y estimule la proposición de estrategias de solución. Pero sobre todo,
flexible, ya que es un proceso abierto; marca el camino y se puede adaptar a las necesidades
mediante revisiones permanentes.
EL AULA PROPUESTA
Como ya se dijo, el gran desafío que la educación enfrenta, proviene de vivir en un mundo que
cambia a un ritmo sin precedentes. La educación hoy necesita tener un carácter anticipatorio.
Podemos pensar en el aula que queremos, en la que imaginamos, y transformarla en el aula
posible, la que prepare a las nuevas generaciones para enfrentar los enormes y crecientes desafíos que
el mundo de hoy presenta a nuestros estudiantes.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 15 de 24
15
En muchos sentidos, el estudiante posee un saber-hacer que el docente no tiene. Los efectos
cognitivos de internet y la hiperconectividad reciente son profundos y variados, y generan en nuestro
cerebro una estructura diferente.
Se propone cambiar sustancialmente el concepto tradicional de una clase. El profesor, en lugar de
usar mayor tiempo presencial para exponer un tema y dar información, utilizará el tiempo compartido
para reunirse con el alumno y sus compañeros de clase y ejercitar juntos, activando de este modo su
cerebro social con la multiplicidad de ventajas que esto supone. El aula se convertirá, entonces, en un
espacio de acción, de intercambio, de hacer y hacer juntos, poniendo de manifiesto actitudes y
competencias de colaboración, cooperación, coproducción, trabajo conjunto, habilidades de
negociación, y la satisfacción devenida del resultado final construido colectivamente.
Promovemos un aula que, aun con carpetas y cuadernos, incorpore en el centro de la experiencia
educativa la multisensorialidad, la inmersividad e incluso la competencia sana y motivadora. Un aula
que hace lugar a las diferencias individuales y se ocupa de ofrecer desafíos constantes pero posibles
para cada alumno. Un aula donde el docente no es sólo el depositario de un supuesto saber que
adquirió leyendo libros sino un articulador que acerca a los estudiantes materiales y actividades
valiosos.
Un aula donde se aprovecha al máximo el estar todos en un mismo espacio físico para promover el
intercambio de ideas, realizar experimentos y experiencias vivenciales y experimentar la construcción
colectiva. Un aula donde la función del docente es alentar la curiosidad de los alumnos, enseñarles a
buscar dónde encontrar respuestas o nuevos interrogantes y a tener criterios para discriminar la
información buena de la que no lo es tanto.
La gestión del aprendizaje integrado: Los Saberes coordinados
Si buscamos construir instancias de enseñanza compartida para lograr aprendizajes integrados, es
necesario avanzar hacia la idea de saberes coordinados. “Los saberes coordinados son propuestas
pedagógicas compartidas entre docentes de distintas materias y disciplinas para abordar una temática
de modo interdisciplinario, propiciando un rol activo de los estudiantes.” (DGCyE, 2018) Desde esta
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 16 de 24
16
mirada, los saberes están conformados tanto por los contenidos de cada materia, así como por las
capacidades que promueven su aprendizaje
3
.
Trabajar con saberes coordinados implica avanzar hacia nuevas y distintas modalidades de
enseñanza, profundizar en diversos modos y estilos de aprendizaje e interpelar las formas
tradicionales de evaluar. Este enfoque busca generar prácticas de enseñanza que integren diferentes
disciplinas en base a los saberes y capacidades seleccionados, a partir de preguntas que llevan a
situaciones problemáticas y que posibiliten a los estudiantes avanzar hacia un aprendizaje global. En
este marco, cobra un lugar central la planificación en equipos de los docentes de toda la institución.
Aprendizaje Basado en Proyectos y Problemas (ABP) en el marco de Saberes integrados
El ABP es una estrategia de enseñanza y aprendizaje que posibilita adquirir o aprender nuevos
conocimientos y /o problematizar saberes ya adquiridos. Si bien puede desarrollarla un docente en el
marco de su materia, se espera que las problemáticas a abordar se den en un marco interdisciplinario
a partir del acuerdo entre docentes en torno a la planificación, desarrollo, monitoreo y evaluación
conjunta del proyecto. La resolución de la problemática implica arribar a una solución o a un producto
final a modo de síntesis que permita integrar saberes y establecer relaciones y correlaciones. En este
proceso no solamente se profundizan los conocimientos, sino que se generan nuevos saberes.
De esta forma, es necesario el diálogo entre las diferentes disciplinas para el desarrollo de una idea,
la concreción de un proyecto, el logro de un objetivo o un producto final, de manera que el estudiante
resulta artífice y protagonista activo de su propio proceso de aprendizaje.
LA EVALUACIÓN POR CAPACIDADES
La evaluación debe de constituir, en primer lugar, una oportunidad de aprendizaje y por lo
expuesto hasta aquí sobre la interdisciplinariedad y la perspectiva integral e integradora de la
enseñanza que debe adoptar la Educación Secundaria Técnica y Agraria, surge enfocar la evaluación a
través de la evaluación de las capacidades complejas de las cuales debe apropiarse el técnico,
3
Se entiende por “capacidades” la combinación de saberes, habilidades, valores y disposiciones que atraviesan
transversalmente los contenidos disciplinares y las áreas de conocimiento, y que se adquieren de modo continuo
y progresivo
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 17 de 24
17
entendiendo a las mismas como "saberes complejos que posibilitan la articulación de conceptos,
información, técnicas, métodos, valores para actuar e interactuar en situaciones determinadas en
diversos contextos. Dan cuenta de una triangulación entre procesos de pensamiento, los contenidos
que los fundamentan y las prácticas que los convocan, respondiendo a un enfoque de integración".
Que las personas desarrollen capacidades amplias, que les permitan aprender, y desaprender, a lo
largo de toda su vida para adecuarse a situaciones cambiantes.
Las Capacidades articulan conocimiento conceptual, procedimental y actitudinal pero, la mera
sumatoria de saberes no nos lleva a la capacidad. Supone seleccionar, de todo el acervo de
conocimiento que uno posee, el que resulta pertinente en el momento y situación que se necesite,
desestimando otros conocimientos que se tienen pero que no nos ayudan en aquel contexto para
poder resolver el problema o reto que enfrentamos. Las Capacidades se vinculan a rasgos de
personalidad pero también se aprenden. Las capacidades deben desarrollarse con formación inicial,
con formación permanente y con experiencia a lo largo de la vida. Las Capacidades toman sentido en
la acción pero con reflexión: el hecho de que suponen transferir conocimientos a situaciones prácticas
para resolverlas eficientemente, no implica que supongan la repetición mecánica e irreflexiva de
ciertas pautas de actuación. Es imprescindible la reflexión, que nos aleja de la estandarización del
comportamiento. El Docente deberá desarrollar:
• Evaluación Explorativa: diagnóstico y estudio progresivo de los reportes.
Evaluación Formativa: proporciona información para tomar decisiones e incidir en la orientación
del estudiante. Se pretende que el estudiante aprenda de sus errores, supere dificultades y adquiera
habilidades que se han detectado ausentes en la evaluación. El fin es comprobar “qué no sabe y
debería saber” sobre el proceso del curso, a los fines de orientar, asesorar.
Evaluación Sumativa: pretende averiguar el dominio adquirido por el estudiante sobre unos
contenidos. Su finalidad es certificar unos resultados o asignar una calificación referente a
determinados conocimientos, competencias o adquiridas al final cada unidad o actividad. El interés es
comprobar “qué sabe” el estudiante
Informe final: reporte a los estudiantes de las capacidades alcanzadas y resultados. El docente
deberá habilitar diferentes estrategias de evaluación no solo en su materia sino en los proyectos
integrales e integradores que se desarrollen en la escuela. Entre ellas mencionamos: autoevaluación,
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 18 de 24
18
evaluación entre pares, portafolio y créditos. El cambio está fundamentalmente en el “cómo” se
pueden aprender los contenidos, y afecta a la planificación, a la metodología y a la evaluación. Se
requieren nuevos marcos de trabajo institucional donde tenga cabida el desarrollo de experiencias de
aprendizaje atractivas e integradas. Y todo ello ha de llevar aparejado un cambio en la evaluación. Si
cambiamos la evaluación de una evaluación de los aprendizajes a una evaluación para los aprendizajes,
buscaremos que nuestros alumnos aprendan mejor y estén más preparados para afrontar el futuro.
EL DOCENTE Y SU ROL EN LA NUEVA PROPUESTA
Los modos de enseñar y organizar el día a día en las escuelas ya no resultan tan eficaces. Es por ello
que es necesario replantear el rol de los docentes en el aula, en los entornos y en la vida de la escuela
en general para alcanzar niveles óptimos de ingreso, promoción y titulación el análisis. Para ello
necesitamos docentes que logren un seguimiento de la conformación de los grupos de estudiantes y
sus desempeños, la asistencia personalizada para la adquisición de aprendizajes, la vinculación con el
contexto socio productivo. Esto no puede hacerlo un docente en solitario sino que será también un
trabajo en equipo. Lo que buscamos son equipos docentes abocados a acompañar y garantizar el
sostenimiento de la trayectoria educativa para cada uno de los alumnos.
Para la Educación Secundaria cnico Profesional el trabajo en equipo no es una novedad. Para la
ETP la figura de los docentes tutores ha sido el formato de apoyo más universalizado, acompañando la
trayectoria de los estudiantes con dificultades en el aprendizaje y/o en algún espacio curricular. Hoy
buscamos que ese trabajo se extienda a toda la escuela y que tome distintas formas. Para ello es
preciso diseñar estrategias de enseñanza que permitan dar respuesta a los desafíos y problemáticas
presentes en cada escuela. Algunas de las acciones del docente que favorecen una enseñanza de
calidad están relacionadas con la promoción de un ambiente propicio para el aprendizaje de todos los
alumnos y la adaptación de la planificación a las situaciones concretas. Además, la utilización de
estrategias de enseñanza diversas, coherentes con los objetivos y contenidos planificados, en favor de
distintos tipos de aprendizaje promueven el desarrollo del pensamiento que respeten la singularidad
de cada estudiante.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 19 de 24
19
Es por ello que en cada aula y espacio curricular, buscaremos que los docentes conformen equipos
y logren el apoyo y acompañamiento que tanto ellos como sus alumnos necesitan. Todos los equipos
docentes, trabajando articuladamente, darán lugar a nuevas formas de enseñanza y aprendizaje y
serán encargados de asistir a los estudiantes o grupos de estudiantes ante dificultades de apropiación
de aprendizajes específicos en las materias de la Formación General, Científico Tecnológica o Técnica
Específica.
Buscamos que cada docente de la Educación Secundaria Técnica y Agraria:
Posea formación académica en su área o disciplina en la Educación Secundaria
Técnica o Agraria.
Desarrolle una actitud proactiva y flexible hacia los cambios permanentes de
estrategias y metodologías de enseñanza que necesitan distintos alumnos para alcanzar sus
metas.
Posea capacidad de escucha y diálogo.
Posea formación en manejo y aplicación de Tics a la enseñanza.
Demuestre capacidad de trabajo en equipo.
Pueda acompañar a los estudiantes que ingresan a la escuela agraria o técnica,
provenientes de una institución secundaria sin haber cursado el Ciclo Básico, conforme a las
normativas de movilidad estudiantil vigente, que permitan cumplimentar las saberes que la
Modalidad demanda.
Conozca los instrumentos y normativas para profesionalizar su tarea: Ley de Educación
Nacional, Ley de Educación Provincial, Ley de ETP, Decreto 2299/11, Régimen Académico,
Diseño Curricular vigente.
Conozca los objetivos que deben alcanzar los alumnos y el perfil profesional de la
tecnicatura.
Que sea capaz de establecer vínculos positivos con los estudiantes que propicie una
escucha atenta y un vínculo de confianza y con docentes, directivos y demás figuras
institucionales responsables de las trayectorias de los estudiantes.
Posea capacidades ligadas a la organización y la toma de decisiones y a la coordinación
de equipos de trabajo.
Será función de los equipos docentes:
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 20 de 24
20
Cumplir su horario en la Institución Educativa desarrollando acciones de apoyo
pedagógico curricular, para favorecer la apropiación de conocimientos por parte de los
alumnos.
Diseñar junto a todos los docentes con quienes hace equipo, estrategias
pedagógico/didácticas que acompañen a los alumnos a superar obstáculos de acceso a los
aprendizajes.
Propiciar la incorporación de contenidos digitales para favorecer la comprensión,
potenciar el aprendizaje y mantener la motivación de los alumnos.
Ofrecer explicaciones complementarias, de manera personalizada o grupal, a alumnos
que encuentran dificultades en sus aprendizajes.
Generar vínculos de empatía con los alumnos que propicien en ellos la búsqueda de
los espacios de apoyo y acompañamiento como estrategia para superar las dificultades de
aprendizaje.
Registrar y facilitar la información referida a los temas de mayor consulta y las
dificultades metodológicas más comunes a efectos de que los equipos directivos los utilicen
como insumos estadísticos que permitan una lectura crítica para la reformulación del proyecto
curricular institucional, del plan institucional de evaluación y de los planes de clase.
Realizar los informes pedagógicos que se le soliciten respecto al desarrollo de las
tareas de acompañamiento.
Ser partícipe central en el Plan de Continuidad pedagógica, colaborando toda vez que
sea necesario desde el principio de que los adolescentes son alumnos de toda la institución.
EL TRABAJO EN EQUIPO, EJE DE LA ESCUELA TÉCNICA Y AGRARIA
El trabajo colaborativo implica desarrollar la habilidad de encontrarse e interactuar de manera
adecuada a la circunstancia con las personas que nos rodean y trabajar en equipo respetando la
diversidad de opiniones, posturas y puntos de vista. En este contexto, reconocer el trabajo
colaborativo como una oportunidad para enriquecerse y aprender de otras personas apunta a
intercambiar perspectivas e intervenir con el propósito de buscar consensos y acuerdos en función de
los objetivos y propósitos formativos e institucionales a largo y mediano plazo.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 21 de 24
21
Entre los componentes principales del aprendizaje cooperativo/colaborativo se encuentran los
siguientes:
1. Interdependencia positiva: los estudiantes perciben un vínculo con sus compañeros de grupo de
forma tal, que no pueden lograr alcanzar los objetivos propuestos sin ellos (y viceversa), coordinando
sus esfuerzos con los de sus compañeros para poder completar una tarea, compartiendo recursos y
proporcionando apoyo mutuo.
2. Interacción constante entre los estudiantes: Este tipo de interacción es muy importante porque
existe un conjunto de actividades cognitivas y dinámicas interpersonales que sólo ocurre cuando los
estudiantes interactúan entre en relación a los materiales y actividades, permitiendo la posibilidad
de ayudar y asistir a los demás.
3. Valoración personal - responsabilidad personal: El propósito de los grupos de aprendizaje
cooperativo es fortalecer académicamente y actitudinalmente a sus integrantes, por lo tanto, es
importante la evaluación en proceso que lleva adelante cada estudiante y también el grupo.
4. Habilidades interpersonales y de equipo: Son objeto de enseñanza las habilidades sociales que
ayudan al logro de los aprendizajes, tales como la comunicación clara y precisa, la aceptación y apoyo
mutuo, la resolución adecuada de conflictos.
5. Autoevaluación y co-evaluación grupal: Los miembros del grupo aprenden a reflexionar y discutir
entre cuál es el nivel de logro de los objetivos planteados y tomar decisiones acerca de las acciones
que deben continuar o cambiar.
LA PROPUESTA DE MEJORA DEL NIVEL SECUNDARIO DE LA EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL
Pensamos en una Organización institucional y en un Diseño Curricular que pongan en valor
prácticas de enseñanza y aprendizaje exitosos, garantizando el derecho a la educación y promoviendo
el desarrollo de capacidades por parte de todos los estudiantes en un marco de respeto por la
singularidad e individualidad y asegurando las condiciones pedagógicas necesarias para su formación y
competencia.
¿Qué pretende lograr el nuevo Diseño Curricular?
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 22 de 24
22
Estudiantes con capacidades, habilidades y conocimientos que les permitan expresarse
claramente en forma oral y por escrito, que puedan acceder a información de diversas fuentes
y seleccionar, analizar y utilizar dicha información de manera adecuada a diversos propósitos,
contextos e interlocutores.
Jóvenes con capacidad para el pleno ejercicio de la ciudadanía, sujetos de derechos y
obligaciones, conocedores del rol del Estado como responsable de su efectiva vigencia.
Técnicos con capacidad para continuar sus estudios e integrarse al mundo del trabajo,
trabajar en equipo y respetar la diversidad de opiniones, posturas y puntos de vista.
Egresados que posean capacidad de diseñar y hacer uso crítico de tecnologías que den
respuesta a los cambios permanentes que presenta el mundo productivo y que aspiren a una
formación y capacitación permanente en el área.
¿Cómo proponemos lograrlo?
Mediante un conjunto de experiencias planificadas para la enseñanza que incluyan:
- Estrategias diversificadas de enseñanza: resolución de problemas, análisis de casos, simulaciones,
trabajo por proyectos, exposición y discusión, debates y prácticas a través de experiencias educativas
variadas, en diversidad de contextos y tiempos escolares, incluyendo nuevos espacios institucionales
para el trabajo pedagógico y nuevos formatos para la enseñanza (seminarios, talleres, prácticas
profesionalizantes, proyectos de relación con la comunidad).
- Acompañamiento y orientación de los alumnos a través del sostenimiento y extensión de los
espacios ya existentes y configurando nuevos espacios acordados institucionalmente.
- La evaluación de los aprendizajes en sus funciones formativa, formadora y sumativa atendiendo
tanto a los procesos como a los resultados en vistas al diseño de propuestas basados en la
comprensión y mejora de los procesos de aprendizaje de los estudiantes.
- Oportunidades para un desarrollo intelectual, afectivo, moral y psicofísico.
- Promoción de un mayor compromiso de los estudiantes con el aprendizaje, el estudio y el acceso
al conocimiento en la escuela y fuera de ella.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 23 de 24
23
- Contenidos transversales: diversidad cultural, desarrollo sustentable, educación digital y medios,
educación sexual integral, formación para la ciudadanía, creatividad y pensamiento crítico, habilidades
para el siglo XXI, capacidades emprendedoras, entre otros.
La organización de este Diseño Curricular requiere cambios sustanciales y miradas nuevas que,
superando las dificultades actuales, avancen hacia la consolidación de una institución que valore su
trayectoria y aprenda de su experiencia, con los aportes de los mismos miembros de la comunidad
educativa pero considerando los necesarios cambios y modificaciones exigidas por la realidad social y
el mundo del trabajo. Se propone como un marco desde el cual inscribir prácticas de enseñanza y
aprendizaje que construyan nuevos conocimientos y que potencien el desarrollo máximo de las
habilidades y competencias en un marco de respeto por la diversidad y de preparación para el
complejo mundo actual.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
página 24 de 24
G O B I E R N O DE LA P R O V I N C I A DE B U E N O S A I R E S
.
Hoja Adicional de Firmas
Informe gráfico
Número:
Referencia: Organización institucional agraria y técnica
El documento fue importado por el sistema GEDO con un total de 24 pagina/s.
IF-2018-31820498-GDEBA-DPETPDGCYE
Lunes 17 de Diciembre de 2018
LA PLATA, BUENOS AIRES
Digitally signed by GALARRETA BOLIA Lucia Mariana
Date: 2018.12.17 16:33:08 ART
Location: Provincia de Buenos Aires
Lucia Mariana Galarreta Bolia
Directora Provincial
Dirección Provincial de Educación Técnico Profesional
Dirección General de Cultura y Educación
Digitally signed by GDE BUENOS AIRES
DN: cn=GDE BUENOS AIRES, c=AR, o=MINISTERIO DE
JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS BS AS,
ou=SUBSECRETARIA para la MODERNIZACION DEL
ESTADO, serialNumber=CUIT 30715471511
Date: 2018.12.17 16:32:49 -03'00'
Chrome Web Store
It looks like you haven't installed the Fill Chrome Extension Add to Chrome