Educaciónsica
IF-2017-04068962-GDEBA-DPEPDGCYE
página 1 de 4
ÁREA EDUCACIÓN FÍSICA.
Enfoque curricular y Orientaciones Generales para la Enseñanza.
La Ley Provincial de Educación establece a la Educación Física como modalidad en el
Sistema Educativo que articula con los Niveles y Modalidades educativos.
1
En cada año de la
escolaridad obligatoria, se incorpora la Educación Física como área curricular cuyos contenidos
inciden en la formación corporal y motriz de las personas en los contextos que habitan. Los
CEF complementan y amplían la propuesta ofrecida por la escuela a los niños en sus clases
curriculares.
La presencia de la Educación Física en la Educación Primaria se inscribe en un enfoque de
derechos dado que comprende un conjunto de saberes, considerados como bienes culturales,
que contribuyen a la formación integral y cuya apropiación por parte de los niños debe ser
garantizada.
En la actualidad, la Educación Física es concebida como práctica social que se manifiesta en
diferentes actividades motrices propias de la cultura y como disciplina pedagógica en el ámbito
educativo. Allí interviene intencional y sistemáticamente en la constitución de la corporeidad y
motricidad de los sujetos, en la apropiación de bienes culturales específicos como las prácticas
gimnásticas, atléticas, acuáticas, de vinculación con el ambiente natural, ludomotrices, motrices
expresivas y deportivas.
En este sentido la Educación Física contribuye a la formación integral de los sujetos
considerando a los estudiantes en su complejidad humana y en sus posibilidades de
comprender y transformar su realidad individual y social.
La corporeidad, entendida como presencia en el mundo de los sujetos, constituye una
dimensión significativa del ser humano que se va construyendo en el transcurso de la vida.
Esta construcción es simultáneamente orgánica y subjetiva y se produce en un desarrollo
donde ambos aspectos se influyen en forma mutua y constante, constituyendo así la
corporeidad de cada persona.
La motricidad, como acción intencionada de la corporeidad, permite a los niños participar,
recrear y concretar propuestas referidas a la cultura corporal para conocer y situarse
activamente en los contextos donde se desempeñan y desempeñarán. La cultura corporal se
constituye de esta manera en objeto de enseñanza de la Educación Física mediante procesos
de determinación curricular, a partir de los cuales la misma posibilita a los estudiantes el
conocimiento, la apropiación, recreación y transformación de esta parcela de cultura
2
.
La intervención pedagógica planificada hace posible que las acciones motrices que los
estudiantes llevan adelante porten sentido y significado para ellos. En este sentido, se entiende
que en el hacer corporal y motor tienen lugar actos portadores y a la vez productores de
significado, donde se implican aspectos cognitivos, motrices y socio-afectivos, entre otros.
Al enseñar saberes sobre las prácticas propias de la cultura corporal y motriz, se procura
contribuir a que los estudiantes avancen en el conocimiento de sí mismos, interactúen con
otros y accedan a los beneficios de la actividad física para la vida cotidiana, el cuidado de la
salud y el uso del tiempo libre en su desempeño como ciudadanos. A lo largo de la trayectoria
escolar, la Educación Física propiciará que los estudiantes se constituyan en practicantes
activos de dicha cultura corporal.
1
Ley 13688-07
2
El término “parcela de cultura” está referido al recorte de la cultura (Bracht- Caparroz. 2009) es decir, aquellos
saberes, hábitos, conocimientos y valores que se identifican como prácticas de la EF como lo son las gimnásticas,
deportivas, atléticas, acuáticas, vinculadas con el ambiente natural, ludomotrices y motrices expresivas. Estas se
seleccionan de la sociedad para ser enseñadas en la escuela.
IF-2017-04068962-GDEBA-DPEPDGCYE
página 2 de 4
Puede afirmarse que las prácticas corporales son expresiones concretas, históricas, modos
de vivir, de experiencia, de entender el cuerpo, el movimiento y nuestras relaciones con el
contexto; nosotros construimos, conformamos, confirmamos y reformamos sentidos y
significados en las prácticas corporales.
3
En la Educación Primaria, la Educación Física se configura desde un enfoque que contempla:
El abordaje de la clase desde la complejidad que plantean la corporeidad y la motricidad.
La corporeidad y la motricidad, pensadas como expresiones del modo de ser y de accionar
propio de cada sujeto, confieren a las clases de Educación sica un carácter complejo, al que
contribuye también la multiplicidad de variables que en ellas intervienen. El docente debe
atender a estas variables entre las que se cuentan, por ejemplo: las particularidades de la
institución y el lugar que ocupa la Educación sica en ella; las características del espacio, la
infraestructura y los materiales disponibles; las experiencias corporales y motrices de cada
grupo de clase; las formas de intervención docente; los contenidos seleccionados para su
enseñanza; la consideración de los emergentes en el proceso de enseñanza y de aprendizaje;
las relaciones de vinculación y comunicación con los estudiantes y de estos entre sí.
La enseñanza basada en la comprensión del hacer corporal y motor.
La enseñanza de la Educación sica debe propiciar aprendizajes comprensivos que posibiliten
a los estudiantes dar cuenta respecto de cómo y por qué han llevado a cabo una acción motriz
determinada. Hace falta para ello priorizar estrategias que promuevan dicha comprensión,
como la presentación de situaciones problema las cuales al resolverlas pueden posibilitar
analizar formas de resolución e intercambiar ideas acerca de cuáles han sido las más
acertadas. Lograr un aprendizaje comprensivo de la Educación Física supone realizar una
apropiación de los saberes que se les presentan a los niños, para recrearlos y operar con ellos,
de modo tal que trasciendan el hacer por el hacer mismo, logrando fundamentarse y/o justificar
su importancia.
La grupalidad, el aprendizaje compartido y la construcción de ciudadanía
Cuando se llevan adelante diversas prácticas corporales la interacción entre los participantes
del grupo, lejos de ser una variable externa a sus procesos, es estructurante de los
aprendizajes. Es por ello que la interacción debe tratarse como un objeto de análisis y de
conocimiento. Resulta necesario atender la grupalidad en las clases de Educación Física, lo
que implica incidir en la posibilidad que tiene un conjunto de estudiantes de conformarse como
grupo de clase, con fuerte cohesión e integración entre sus miembros y adhesión a metas
comunes. Las clases posibilitan experiencias de convivencia democrática y propician la
construcción de ciudadanía cuando son concebidas como espacios de encuentro y
aprendizaje, en los cuales los niños constituyen grupos, desempeñan roles diversos, se
organizan en forma participativa, se comprometen con el hacer corporal y motriz y toman
decisiones. Entre otras opciones posibles proponer a los estudiantes la construcción,
aceptación y respeto por las reglas, para que se apropien de los juegos y que puedan ser
jugados por todo el grupo con cierto nivel de autonomía, contribuye al desarrollo de prácticas
democráticas.
Los juegos en la enseñanza de la Educación Física.
En el juego se refleja la cultura de cada sociedad y se expresan intereses, deseos y
necesidades de cada niño y niña. De allí que la escuela deba recuperar el juego y su potencial
formativo para facilitar la constitución de la subjetividad y su inclusión con aprendizajes
significativos. Entendido como una actividad espontánea, placentera, libre de una utilidad
concreta y que guarda un cierto orden dado por las reglas
4
3
Bracht, Valter y Caparroz, Francisco. El deporte como contenido de la Educación Física escolar: una perspectiva
crítica de la Educación Física brasileña. en Gómez, Raúl y Otros La Educación Física y el deporte en edad escolar
El giro reflexivo en la enseñanza. Ed. Miño y Dávila. Año 2009. Buenos Aires.
4
DGCyE, Diseño Curricular Jurisdiccional, Educación Primaria, 2008
IF-2017-04068962-GDEBA-DPEPDGCYE
página 3 de 4
Atendiendo al enfoque didáctico de los diseños curriculares de la jurisdicción puede
considerarse desde las siguientes perspectivas, entre otras:
• El juego por el juego mismo, como actividad recreativa y placentera.
• El juego como medio de desarrollo del pensamiento táctico, de las capacidades lógico-
motrices, de resolución de problemas y como escuela de la toma de decisiones.
• El juego como medio de socialización, mediante el cual se despliegan las capacidades
sociales y relacionales que permiten la incorporación de normas, reglas, el desarrollo de la
solidaridad, la cooperación, el respeto por el otro y la ejercitación de su responsabilidad y
nculos con los demás.
• El juego como objeto de conocimiento, propio de la cultura corporal.
Al juego en el que confluyen estas perspectivas, se lo denomina juego sociomotor.
En el primer ciclo se proponen multiplicidad de juegos con diferentes organizaciones grupales y
espaciales, comprendiendo estas diferentes reglas en niveles crecientes de complejidad.
En el segundo ciclo se continúa en el proceso iniciado en el primero y se los configura con
algunos elementos constitutivos propios de los deportes convirtiéndose en juegos deportivos.
En este proceso se encuentran los minideportes, los cuales son juegos deportivos adaptados,
que presentan ciertas adecuaciones para reproducir situaciones ludomotrices del deporte
formal o estándar, para que los niños en edad del segundo ciclo de escolaridad primaria
resuelvan problemas similares propios de estos deportes. Estos minideportes se encuentran
institucionalizados por federaciones, ligas, asociaciones y en ciertas jurisdicciones por el mismo
sistema educativo. Poseen similitudes en sus estructuras comunes lo que permiten la
realización de encuentros, eventos y torneos entre diferentes instituciones.
Desde este enfoque la Educación Física define tres ideas organizadoras para la enseñanza de
sus contenidos, en relación con:
la disponibilidad de sí mismos,
la relación con el ambiente y
la interacción con los otros.
El cuidado de la salud propia y de los otros, la Educación Sexual Integral y la atención a la
diversidad se consideran de manera transversales al desarrollo de cada uno de los bloques de
contenidos definidos en el presente Diseño Curricular.
En relación con la Educación Sexual Integral y la atención a la diversidad se hace necesario
propiciar en las propuestas de enseñanza que se promuevan desde la Educación sica la
integración de géneros a través de la interacción de estudiantes en las diversas prácticas
corporales. En el mismo sentido la mirada atenta y la intervención pedagógica de los docentes
del área ante cualquier tipo de diferenciación o discriminación que atente contra algún derecho
resulta imprescindible. Se trata de superar estereotipos de género y de otro tipo con referencia
a las prácticas corporales en función de garantizar la igualdad de oportunidades y de derechos
para todas y todos los estudiantes.
La incorporación de las tecnologías de la información y comunicación en su articulación con las
prácticas corporales resulta otro aspecto relevante a considerar en la perspectiva de la
modalidad.
IF-2017-04068962-GDEBA-DPEPDGCYE
página 4 de 4
G O B I E R N O DE LA P R O V I N C I A DE B U E N O S A I R E S
.
Hoja Adicional de Firmas
Anexo
Número:
Referencia: 05802-22882262/2017 diseño curricular primaria
El documento fue importado por el sistema GEDO con un total de 4 pagina/s.
Miércoles 1 de Noviembre de 2017
IF-2017-04068962-GDEBA-DPEPDGCYE
BUENOS AIRES, LA PLATA
Araceli Mónica Dillon
Directora Provincial
Dirección Provincial de Educación Primaria
Dirección General de Cultura y Educación
Digitally signed by GDE BUENOS AIRES
DN: cn=GDE BUENOS AIRES, c=AR, o=MINISTERIO DE
JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS BS AS,
ou=SUBSECRETARIA para la MODERNIZACION DEL
ESTADO, serialNumber=CUIT 30715471511
Date: 2017.11.01 16:11:23 -03'00'
click to sign
signature
click to edit
click to sign
signature
click to edit
Chrome Web Store
It looks like you haven't installed the Fill Chrome Extension Add to Chrome